Continúan las capturas en agosto

By | agosto 29, 2011

Agosto nos abandona, azotándonos tanto con calor, como con los tan famosos vientos alisios, muy frecuentes por estas fechas. En verdad no ha sido un mes como se esperaba a la hora de capturas, pero es que estábamos muy mal acostumbrados.

Las primeras semanas fueron bastante activas. La luna nueva rondaba sobre nosotros y era buen preludio para nuestros afanados pescadores, sobre todo en la pesca de fondo, pues tuvimos días de subir hasta media docena de barracudas de unos tres kilos cada una. Hubo un día que se acompañó de un precioso peto de veinte kilos. Días de rememorar…

Un día pudimos apreciar la voracidad del peto, cuando pescando a la boga viva picó una sierra y mientras el alemán Sr Gabler recogía el carrete se notó otro tirón. Al final apareció del agua la cabeza de la sierra y la perfecta dentellada del peto en sus lomos. Nos quedamos todos con la boca abierta. Espeluznante…

La luna llena lo que hace es alumbrar el mar de noche, hecho que el pescado aprovecha para salir a comer, con tal luminosidad y brillos ante él. Esa es la consecuencia de que esos días de luna llena por el día sea más difícil pescar. Aún así hubo algún día que nos sorprendimos cuando a los veinte minutos de zarpar de puerto……comenzó a sonar una chicharra……y luego otra……y otra…… Para, Para!!! Hasta cinco pescadores a la vez recogiendo por popa las curricas. Son rayados, pero grandes!!!.-grito Louie que ayudándose del bichero ayudó a sacar a los túnidos y subirlos a bordo. Se escaparon dos, pero los otros tres magníficos rayados, de cuatro, cinco y seis kilos no tuvieron esa suerte. Muy buenos lances chicos!!!

Ya por último señalar que tuvimos una picada de marlin pero no con el desenlace esperado. Era grande, muy grande. El marinero nada más picar cogió la caña raudo, y ésta de golpe pegó contra la popa del tirón del bicho. Dos pescadores ayudaron a levantar la caña a Louie  mientras otro inglés bien pertrechado le sujetaba por la cintura. Al cabo de cinco minutos y varios tirones, el marlin consiguió escapar casi sin ser visto. Para la próxima vez, compañero…

En Lanzarote continúa el verano al igual que las salidas de pesca, por lo que tarde o temprano daremos pesca a una de esas ansiadas capturas.

Mención requieren nuestros privados. En el Folixa el Sr. Foley ha podido disfrutar a lo grande con su familia  unos días. Uno de ellos, consiguió sacar un peto de veinte kilos y dos preciosos rabiles de quince y veinte kilos. Toda la familia marchó encantada y esperando a las siguientes vacaciones para repetir tan inolvidable experiencia.

Sin más, os manda un saludo vuestro amigo Paco.


Leave Your Comment

Your email will not be published or shared. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>