A finales de mayo, rabiles, petos y jureles

By | junio 2, 2011

Abandonamos mayo con muy buen sabor de boca. Han sido intensas e inolvidables jornadas de pesca. Ya por mediados de mayo, uno de los días con  nubes y claros comenzamos a tirar las curricas. Los señuelos chapoteaban en la superficie tras la larga estela de espuma que dejaba el Katfish por la popa, la cual hace también atraer al pescado a la superficie, a modo de reclamo. Cuanto más larga y blanca mayor es la atracción. En una de estas, el carrete Shimano empezó a chillar. Riririrririririiiiiiiii!!! Picada!!! Como tiraba el animal. Es grande, es grande.- gritaban. Asomó por fin un hermoso peto que  había dejado la rapala con una serie de mordiscos dignos de ver. Cual fue nuestra sorpresa cuando a la media hora otra chicharra comenzaba a sonar. Otro, otro!!! La caña empezó a doblarse y finalmente otro peto de 20 kilos. Todos en el barco rebosaban de orgullo y alegría aún mas cuando de vuelta a puerto, se consiguen sacar otros dos rabiles de unos 5 kilos cada uno. Pero no solo eso, sino que al día siguiente continuó la racha, otro peto de 15 kilos, eso si, después de haber comprado rapalas nuevas tras la vorágine del día anterior.

Casi finalizando mayo, en pesca de altura, el día estaba precioso, la curricas trabajando y los pescadores esperando alguna señal. Cuando de pronto, empezaron a sonar seis cañas a la vez. Uno detrás de otro iniciaron  la recogida de sus respectivas cañas, asignadas previo sorteo. Como tira, como tira!!!.- decía sonriendo el señor Smith. Al final se consiguió subir a bordo tres magníficos rabiles de cerca de 4 kilos cada uno.

El rabil o atún de cola amarilla es una especie que tiene una picada muy enérgica y nerviosa

El peto es más fácil de pescar en el currican costero, modalidad que intercalamos con la pesca de fondo en nuestras salidas y conseguimos pescar barracudas o samas hasta de 3 kilos. Hoy se repetía de nuevo y tras no comenzar bien las cosas, con un cambio oportuno del patrón a una marca cercana, sacamos tres jureles, uno de ellos de más de 6 kilos.

A grandes rasgos mayo ha sido muy buena antesala de lo que nos deparará el tan esperado verano.


Leave Your Comment

Your email will not be published or shared. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>